Cirugía para adelgazar (bariátrica)

Volver a la página de resumen

Definición y hechos

En esta sección:

¿En qué consiste la cirugía para adelgazar?

La cirugía para adelgazar comprende un grupo de operaciones que ayudarán al paciente a perder peso al hacer cambios en el aparato digestivo. También se conoce como cirugía bariátrica (“bariátrica” significa “relacionada con el tratamiento para el sobrepeso”).

Algunos tipos de operaciones para adelgazar reducen el estómago del paciente, lo que limita la cantidad que puede comer y beber a la vez, de manera que se sentirá lleno más rápido. Otras operaciones para adelgazar cambian el intestino delgado, la parte del aparato digestivo que absorbe la energía y los nutrientes de los alimentos y bebidas. Esta operación reduce la cantidad de calorías que el cuerpo puede absorber. La cirugía para adelgazar puede además afectar las hormonas o bacterias en el tubo digestivo de maneras que podrían reducir el apetito y el hambre y mejorar la forma en que el cuerpo metaboliza la grasa y usa la insulina.

¿Quién es un buen candidato para la cirugía para adelgazar?

Una persona podría ser una buena candidata para la cirugía para adelgazar si es un adulto que tiene obesidad y no ha podido perder su exceso de peso, o sigue recuperando el peso que ha perdido usando otros métodos como planes de alimentación, ejercicio o medicamentos.

El índice de masa corporal (IMC) es una medida de la obesidad que se usa para determinar quién es un buen candidato para la cirugía para adelgazar. El IMC mide la grasa corporal con base en el peso en relación con la estatura. Para las personas con un IMC de 35 o más, la obesidad puede ser difícil de tratar solo con dieta y ejercicio, por lo que los profesionales de la salud podrían recomendar la cirugía para adelgazar. Para las personas con un IMC de 30-35 que tienen diabetes tipo 2 que es difícil de controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida, la cirugía para adelgazar podría considerarse como una opción de tratamiento.

Calcule su IMC para saber si tiene obesidad.

Ver la imagen en tamaño completoLa gráfica muestra los índices de masa corporal de 18.5–24.9 como normal, de 25–29.9 como sobrepeso, de 30–39.9 como que presentan obesidad y de 40 o más como que presentan obesidad grave.La escala del IMC mide la grasa corporal con base en el peso en relación con la estatura.

La cirugía para adelgazar podría también ser una opción a considerar si el paciente tiene problemas de salud graves relacionados con la obesidad, como diabetes tipo 2 o apnea del sueño. La cirugía para adelgazar puede mejorar muchas de las afecciones médicas relacionadas con la obesidad, especialmente la diabetes tipo 2.1,2

¿Funciona siempre la cirugía para adelgazar?

Los estudios muestran que muchas personas que se someten a una cirugía para adelgazar pierden en promedio del 15 al 30 por ciento de su peso inicial, dependiendo del tipo de cirugía que se hacen.3 Sin embargo, ningún método, incluida la cirugía, por seguro causará y mantendrá la pérdida de peso. Es posible que algunas personas que se someten a una cirugía para adelgazar no pierdan tanto peso como esperaban. Con el tiempo, algunas personas recuperan una parte del peso que perdieron. La cantidad de peso que las personas recuperan podría variar. Los factores que afectan la recuperación de peso podrían incluir el peso de la persona antes de la cirugía, el tipo de operación y el compromiso con los cambios en el ejercicio y la alimentación.

La cirugía para adelgazar puede facilitarle al paciente el consumo de menos calorías y el aumento de actividad física. Escoger alimentos y bebidas saludables antes y después de la cirugía podría ayudar al paciente a perder más peso y a evitar recuperarlo a largo plazo. La actividad física regular después de la cirugía también ayuda a mantener el peso. Para mejorar su salud, el paciente debe comprometerse a mantener hábitos de vida saludables y a seguir las recomendaciones de sus profesionales de la salud de por vida.

¿Cuánto cuesta la cirugía para adelgazar?

La cirugía para adelgazar puede costar entre $15,000 y $25,000 o incluso más, dependiendo del tipo de cirugía que se hará y de si se presentan complicaciones relacionadas con la cirugía.4 Los costos podrían ser mayores o menores dependiendo de dónde viva el paciente. La cantidad que pagará el seguro médico varía según el estado y el proveedor de seguros.

Medicare y algunos programas de Medicaid podrían cubrir los principales tipos de cirugía para adelgazar si el paciente tiene la recomendación de un profesional de la salud y cumple con ciertos criterios (por ejemplo, si tiene un IMC de 35 o más y problemas de salud relacionados con la obesidad). Algunos planes de seguro podrían requerir que el paciente use cirujanos e instalaciones aprobados. Algunas aseguradoras también le exigen al paciente que demuestre que no pudo adelgazar completando un programa de adelgazamiento no quirúrgico o que cumpla con otros requisitos.

La compañía de seguro médico del paciente o la oficina regional de Medicare o Medicaid tendrán más información sobre la cobertura, las opciones y los requisitos de la cirugía para adelgazar.

Bibliografía

Tipos de cirugía

En esta sección:

El tipo de cirugía para adelgazar que podría ser mejor para ayudar a una persona a perder peso depende de varios factores. El paciente debe debatir con el médico qué tipo de cirugía le convendría más.

¿Cuáles son las opciones quirúrgicas?

En los Estados Unidos, los cirujanos suelen hacer tres tipos de operaciones:

  • manga gástrica
  • derivación gástrica
  • banda gástrica ajustable

Los cirujanos hacen con menos frecuencia una cuarta operación, la derivación biliopancreática con cruce duodenal.

Manga gástrica

En la cirugía de manga gástrica, conocida también como gastrectomía vertical en manga, el cirujano extirpa la mayor parte del estómago y deja solo una sección en forma de banano que se cierra con grapas. Esta cirugía reduce la cantidad de comida que puede caber en el estómago, lo que hace que la persona se sienta llena más rápido. Extirpar parte del estómago también podría afectar las hormonas o bacterias en el aparato digestivo que afectan el apetito y el metabolismo. Este tipo de cirugía no se puede revertir porque se extrae parte del estómago permanentemente.

Derivación gástrica

La cirugía de derivación gástrica, conocida también como derivación gástrica en Y de Roux, se hace en tres pasos. Primero, el cirujano engrapa el estómago, creando una pequeña bolsa en la sección superior. Las grapas reducen el estómago, por lo que la persona come menos porque se siente llena más rápido.

Luego, el cirujano divide el intestino delgado en dos partes y une la parte inferior directamente a la pequeña bolsa del estómago. Los alimentos no pasan por la mayor parte del estómago ni la parte superior del intestino delgado, por lo que el cuerpo absorbe menos calorías.

Después, el cirujano vuelve a conectar la parte superior del intestino delgado a la nueva ubicación en la parte inferior del intestino delgado. Esto permite que los jugos digestivos del estómago fluyan de la parte derivada del intestino delgado a la parte inferior del intestino delgado, de modo que los alimentos se puedan digerir completamente. La derivación cambia las hormonas, bacterias y otras sustancias en el aparato digestivo que podrían afectar el apetito y el metabolismo. La derivación gástrica es difícil de revertir, aunque un cirujano podría hacerlo si es médicamente necesario.

Banda gástrica ajustable

En este tipo de cirugía, el cirujano coloca un anillo con una banda inflable interna alrededor de la parte superior del estómago para crear una pequeña bolsa. Al igual que la manga gástrica y la cirugía de derivación gástrica, la banda gástrica hace que la persona se sienta llena después de comer una pequeña cantidad de comida. La banda interior tiene un globo circular adentro que está lleno de solución salina. Para cambiar el tamaño de la abertura que va de la bolsa al resto del estómago, el cirujano puede ajustar la banda interior inyectando o extrayendo la solución salina a través de un pequeño dispositivo, conocido como puerto, que se coloca debajo de la piel.

Después de la cirugía, la persona necesitará varias visitas de seguimiento para ajustar el tamaño de la abertura de la banda. Si la banda le causa problemas o no le ayuda a perder suficiente peso, el cirujano podría retirarla.

Hoy en día, la cirugía con banda gástrica ajustable se hace con menos frecuencia en los Estados Unidos, en comparación con la manga gástrica o la derivación gástrica, porque se asocia con más complicaciones, predominantemente la necesidad de retirar la banda debido a intolerancia.5 La cirugía de banda gástrica también suele dar como resultado un adelgazamiento significativamente menor y se asocia con más complicaciones, principalmente la intolerancia.5

Derivación biliopancreática con cruce duodenal

El procedimiento quirúrgico conocido como derivación biliopancreática con cruce duodenal, o “cirugía mixta”, involucra dos procedimientos. El primer procedimiento es similar a la cirugía de manga gástrica. El segundo procedimiento quirúrgico divide el intestino delgado en dos vías. Los alimentos se mueven a través de una vía, sin pasar por la mayor parte del intestino delgado. Esto reduce la cantidad de calorías y la cantidad de nutrientes que se absorben. Los jugos digestivos fluyen desde el estómago a través de la otra vía intestinal y se mezclan con los alimentos cuando ingresan al colon.

Este tipo de cirugía le permite a la persona perder más peso en comparación con las otras tres operaciones arriba mencionadas. Sin embargo, también es más probable que cause problemas relacionados con la cirugía y una deficiencia de vitaminas, minerales y proteínas en el cuerpo. Por estas razones, los cirujanos no suelen hacer este procedimiento en particular. Sin embargo, algunos cirujanos podrían recomendarlo para pacientes que tienen obesidad grave y que tienen otras afecciones de salud.

Cirugías para adelgazar más comunes

Manga gástrica

Procedimiento de manga gástrica que muestra una sección larga de intestino con una porción de estómago extirpada

En qué consiste

Un cirujano extrae aproximadamente el 80 por ciento del estómago, creando una bolsa larga con forma de banano.

Ventajas

  • Más adelgazamiento que la banda gástrica
  • Sin cambios en los intestinos
  • No se colocan objetos extraños en el cuerpo
  • Corta hospitalización

Desventajas

  • No se puede revertir
  • Riesgo de deficiencia (falta de) de vitaminas y hierro
  • Más probabilidad de problemas relacionados con la cirugía que la banda gástrica
  • Riesgo de reflujo gástrico y hernia hiatal (porque el estómago presiona contra el diafragma)

Derivación gástrica

Procedimiento de derivación gástrica que muestra el intestino delgado rodeando el estómago.

En qué consiste

Un cirujano engrapa la parte superior del estómago, creando una pequeña bolsa y la une a la parte media del intestino delgado.

Ventajas

  • Más adelgazamiento que la banda gástrica
  • No se colocan objetos extraños en el cuerpo

Desventajas

  • Difícil de revertir
  • Más probabilidad de deficiencia de vitaminas y hierro que la banda gástrica o la manga gástrica
  • Más probabilidad de problemas relacionados con la cirugía que la banda gástrica
  • Podría incrementar el riesgo de trastorno por consumo de alcohol

Banda gástrica ajustable

Procedimiento de banda gástrica que muestra una banda tensa aplicada en la parte superior del estómago.

En qué consiste

Un cirujano coloca una banda inflable alrededor de la parte superior del estómago, creando una pequeña bolsa con una abertura ajustable.

Ventajas

  • Puede ajustarse y revertirse
  • Corta hospitalización y bajo riesgo de problemas iniciales relacionados con la cirugía
  • Sin cambios en los intestinos
  • Mínimo riesgo de deficiencia de vitaminas

Desventajas

  • Menos pérdida de peso que otros tipos de cirugía para adelgazar
  • Visitas de seguimiento frecuentes para ajustar la banda; algunas personas podrían tener problemas para adaptarse a la banda
  • Posible cirugía futura para sacar o reemplazar todo o parte del sistema de banda

Adaptado de: Bariatric surgery procedures. American Society for Metabolic and Bariatric Surgery (ASMBS). Accessed October 5, 2020. https://asmbs.org/patients/bariatric-surgery-procedures. Image credit: Walter Pories, M.D., FACS.

¿Cómo se hace la cirugía?

La cirugía para adelgazar la mayoría de las veces se hace por vía laparoscópica, lo que requiere solo pequeños cortes, bajo anestesia general. A través de estas incisiones, el cirujano puede insertar herramientas delgadas y un pequeño periscopio conectado a una cámara que proyecta imágenes en un videomonitor. La cirugía laparoscópica tiene menos riesgos que la cirugía abierta y podría causar menos dolor y cicatrices. Además, la recuperación podría ser más rápida con la cirugía laparoscópica.

La cirugía abierta, que implica una sola incisión grande en el abdomen, podría ser una mejor opción que la cirugía laparoscópica para ciertas personas. Es posible que el paciente necesite una cirugía abierta si tiene un alto grado de obesidad, se sometió a una cirugía de estómago anteriormente o tiene otros problemas médicos complejos.

¿Qué debe esperar el paciente antes de la cirugía?

Antes de la cirugía, el paciente se reunirá con varios profesionales de la salud, como un internista, un dietista, un psiquiatra o psicólogo y un cirujano bariátrico.

  • El internista le preguntará acerca de su historia clínica, le hará un examen físico completo y ordenará análisis de sangre. Si el paciente fuma, podría beneficiarse de dejar de fumar al menos 6 semanas antes de su cirugía.
  • El dietista le explicará qué y cuánto podrá comer y beber después de la cirugía y le ayudará a prepararse para los cambios en su vida después de la cirugía.
  • El psiquiatra o psicólogo podría evaluarlo para ver si está preparado para manejar los retos de la cirugía para adelgazar.
  • El cirujano le dará más información sobre la cirugía, incluso cómo prepararse para ella y qué tipo de seguimiento necesitará.

Estos profesionales de la salud también le aconsejarán al paciente que se vuelva más activo y adopte un plan de alimentación saludable antes y después de la cirugía. Adelgazar y tener las concentraciones de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en la sangre, lo más cercano a lo normal antes de la cirugía podría reducir la probabilidad de presentar problemas relacionados con la cirugía.

Algunos programas de cirugía para adelgazar cuentan con grupos a los que los pacientes pueden asistir antes y después de la cirugía que ayudan a responder las preguntas sobre la cirugía y ofrecen apoyo.

¿Qué debe esperar el paciente después de la cirugía?

Después de la cirugía, el paciente deberá descansar y recuperarse. Caminar y moverse por la casa podría ayudarle a recuperarse más rápidamente. Debe empezar despacio y seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud sobre el tipo de actividad física que puede hacer de forma segura. A medida que el paciente se sienta más cómodo, debe agregar más actividad física.

Después de la cirugía, probablemente comenzará con una dieta líquida. A lo largo de varias semanas, pasará a una dieta blanda que incluye alimentos como requesón o queso tipo cottage, yogur o sopa. Con el tiempo, comenzará a consumir alimentos sólidos nuevamente. El profesional de la salud le dirá qué alimentos y bebidas puede consumir y cuáles debe evitar. Deberá comer porciones pequeñas y masticar bien los alimentos. Necesitará tomar suplementos dietéticos que le recete el profesional de la salud para asegurarse de que está obteniendo suficientes vitaminas y minerales.

¿Cuánto peso puede el paciente esperar perder?

La cantidad de libras que pierden las personas después de la cirugía para adelgazar depende de la persona y del tipo de cirugía. Un estudio encontró que después de un año, las personas que se sometieron a la banda gástrica ajustable, la manga gástrica y la derivación gástrica perdieron entre 38 y 87 libras. De los tres procedimientos más comunes, la derivación gástrica produjo una mayor pérdida de peso, en promedio, pero tuvo más complicaciones en el mes posterior a la cirugía. La mayoría de las personas recuperaron algo de peso con el tiempo, pero esa cantidad fue generalmente pequeña en comparación con la pérdida de peso inicial.6

El adelgazamiento de cada persona podría ser diferente. El paciente debe recordar que lograr su objetivo depende no solo de la cirugía, sino también de mantener hábitos de vida saludables.

Bibliografía

Beneficios

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía para adelgazar?

La cirugía para adelgazar puede ayudar al paciente a perder peso y mejorar muchos problemas de salud relacionados con la obesidad. Estos problemas de salud incluyen:

Para las personas que tienen obesidad grave, la cirugía para adelgazar puede prolongarles la vida.7

Es posible que la persona pueda moverse mejor y mantenerse activa físicamente después de la cirugía. Además, podría notar que su estado de ánimo y calidad de vida mejoran. Como beneficio adicional, es posible que pueda tomar menos medicamentos recetados a medida que baja a un peso más saludable, lo que puede reducir la carga de los costos.8

Un hombre y un niño jugando afuera con una pelota.
Es posible que la persona pueda moverse mejor y mantenerse activa físicamente después de la cirugía.

Bibliografía

Efectos secundarios

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cirugía para adelgazar?

Los efectos secundarios de la cirugía para adelgazar podrían incluir:

  • sangrado
  • infecciones
  • goteo del sitio donde las secciones del estómago, el intestino delgado, o ambas están engrapadas o cosidas
  • diarrea
  • coágulos de sangre en las piernas que pueden desplazarse a los pulmones o al corazón

Las intervenciones de seguimiento, la cirugía y las hospitalizaciones son relativamente comunes durante los 5 años posteriores a la cirugía para adelgazar, y afectan aproximadamente a un tercio de los pacientes. Se requieren procedimientos de seguimiento con más frecuencia después de la derivación gástrica en comparación con la manga gástrica.9

En raras ocasiones, los problemas relacionados con la cirugía pueden ser mortales.

Otros efectos secundarios se podrían presentar más tarde. Es posible que el cuerpo no absorba suficientes nutrientes, especialmente si la persona no toma las vitaminas y minerales recetados. No obtener suficientes nutrientes puede causar problemas de salud, como anemia y osteoporosis. Se pueden presentar cálculos biliares después de un adelgazamiento rápido. Algunos profesionales de la salud recetan medicamentos durante aproximadamente 6 meses después de la cirugía para ayudar a prevenir los cálculos biliares. Las bandas gástricas pueden salirse de su posición o erosionarse en la pared del estómago y es necesario quitarlas.

Una mano sosteniendo varios suplementos nutricionales.
Tomar las vitaminas y minerales recetados ayudará a la persona a obtener los nutrientes que necesita.

Otros problemas que se podrían presentar más tarde incluyen estenosis y hernias. Las estenosis (estrechamiento del nuevo estómago o la conexión entre el estómago y el intestino delgado) dificultan la ingesta de alimentos sólidos y pueden causar náuseas, vómito y dificultad para tragar. Los profesionales de la salud tratan las estenosis con instrumentos especiales para expandir el estrechamiento. Se podrían presentar dos tipos de hernias después de la cirugía para adelgazar: en el sitio de la incisión o en el abdomen. Las hernias se pueden reparar con cirugía.

Algunas investigaciones sugieren que la cirugía para adelgazar, especialmente la derivación gástrica, puede cambiar la forma en que el cuerpo absorbe y descompone el alcohol y podría causar más problemas relacionados con el alcohol después de la cirugía.

Bibliografía

Candidatos potenciales

¿Quién es un buen candidato para la cirugía para adelgazar?

La cirugía para adelgazar podría ser una opción para los adultos que tienen:

  • un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más
  • un índice de masa corporal de 35 o más con un problema de salud grave relacionado con la obesidad, como diabetes tipo 2, enfermedad del corazón o apnea del sueño
  • un IMC de 30 o más con diabetes tipo 2 que es difícil de controlar con tratamientos médicos y cambios en el estilo de vida

Someterse a una cirugía para adelgazar es una decisión seria. Si está pensando en someterse a una cirugía para adelgazar, debe saber qué implica. Sus respuestas a las siguientes preguntas pueden ayudarle a decidir si la cirugía es una opción para usted.

  • ¿No ha podido perder peso o mantener el peso perdido usando métodos no quirúrgicos, como cambios en el estilo de vida o medicamentos?
  • ¿Entiende lo que implica la operación y sus riesgos y beneficios?
  • ¿Entiende cómo deberán cambiar sus patrones de alimentación y actividad física después de la cirugía?
  • ¿Puede comprometerse a seguir hábitos de alimentación y actividad física saludables de por vida, a tener seguimiento médico y a tomar vitaminas y minerales adicionales?
  • ¿Ha considerado los costos de la cirugía y el cuidado de seguimiento?

¿Quién es un buen candidato adolescente para la cirugía para adelgazar?

Los profesionales de la salud a veces usan la cirugía para adelgazar para tratar a los adolescentes que tienen obesidad grave y problemas de salud relacionados con la obesidad. La cirugía para adelgazar a menudo mejora los problemas de salud que podrían empeorar en la edad adulta si el adolescente todavía tiene obesidad.

La cirugía para adelgazar podría también ser una opción para los adolescentes. Las pautas10 recomiendan que un equipo multidisciplinario con experiencia en pediatría evalúe a los adolescentes para la cirugía que tengan:

  • un IMC de 40 o más
  • un IMC de 35 o más con un problema de salud grave relacionado con la obesidad, como diabetes tipo 2, enfermedad del corazón o apnea del sueño
Dos jóvenes subiendo las escaleras trotando.
La cirugía para adelgazar podría ser una opción para los adolescentes que tienen un IMC de 35 o más.

Al igual que los adultos, los adolescentes que están pensando en someterse a una cirugía para adelgazar deben estar preparados para los cambios de estilo de vida que deberán hacer después de la cirugía. Un centro quirúrgico que se enfoque en las necesidades particulares de los jóvenes podría ayudar al paciente adolescente a prepararse y adaptarse a estos cambios. Los padres y cuidadores también deben estar preparados y listos para apoyar al adolescente.

Bibliografía

Ensayos clínicos

El NIDDK realiza y respalda ensayos clínicos de muchas enfermedades y afecciones, incluso la obesidad. Los ensayos clínicos buscan nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades y mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Qué son los ensayos clínicos para la cirugía para adelgazar?

Los ensayos clínicos y otros tipos de estudios clínicos (en inglés) forman parte de la investigación médica e involucran a personas como usted. Cuando una persona se ofrece como voluntaria para participar en un estudio clínico, está ayudando a los médicos e investigadores a conocer más sobre las enfermedades y a mejorar la atención médica para las personas en el futuro.

Los investigadores están estudiando muchos aspectos de la cirugía bariátrica como tratamiento para la obesidad, como:

  • qué tipos de cirugía bariátrica podrían ser apropiados para las personas que tienen un grado de obesidad grave (IMC de 40 o más) o grados más bajos de obesidad (IMC menor de 35)
  • los efectos de la cirugía bariátrica en afecciones que con frecuencia coexisten con la obesidad, como la diabetes
  • las intervenciones que pueden ayudar a los pacientes de cirugía bariátrica a mantener la pérdida de peso a lo largo del tiempo

Investigue si los estudios clínicos son adecuados para usted.

Mire un video del Dr. Griffin P. Rodgers, director del NIDDK, que explica la importancia de participar en los ensayos clínicos.

¿Qué estudios clínicos para la cirugía para adelgazar están buscando participantes?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede ver una lista filtrada de estudios clínicos sobre la cirugía para adelgazar financiados por el gobierno federal que están abiertos y reclutando participantes. Puede ampliar o reducir la lista para incluir estudios clínicos de la industria, universidades e individuos; sin embargo, los Institutos Nacionales de la Salud no revisan estos estudios ni pueden garantizar que sean seguros. Antes de participar en un estudio clínico, debe consultar siempre con su profesional de la salud.

¿Qué hemos aprendido sobre la cirugía para adelgazar de las investigaciones financiadas por el NIDDK?

Evaluación longitudinal de la cirugía bariátrica

De 2003 a 2016, el NIDDK se asoció con investigadores para crear la Evaluación longitudinal de la cirugía bariátrica (en inglés) (LABS, por sus siglas en inglés). Los investigadores examinaron la seguridad y la eficacia de dos tipos de cirugía para adelgazar en adultos, la derivación gástrica y la banda gástrica ajustable.

LABS descubrió que la cirugía para adelgazar hecha por cirujanos experimentados es relativamente segura, conlleva a una pérdida de peso significativa y mejora muchos problemas de salud relacionados con el peso. Después de 7 años, la pérdida de peso promedio de los pacientes con derivación gástrica fue de 84 libras, o alrededor del 28 por ciento de su peso inicial. La pérdida de peso promedio de los pacientes con banda gástrica fue de 41 libras, o alrededor del 15 por ciento de su peso inicial.12 En un análisis separado, LABS encontró que la cirugía de banda gástrica estuvo relacionada con un aumento pequeño pero significativo del riesgo de consumo problemático de alcohol después de la cirugía.13

LABS para adolescentes

Otro grupo de investigadores llevó a cabo una investigación similar con adolescentes con sobrepeso y problemas de salud graves relacionados con el peso. Este proyecto, conocido como LABS para adolescentes (en inglés), encontró que a los 5 años después de la operación, los pacientes que se sometieron a una cirugía de derivación gástrica perdieron entre 51 y 64 libras.14 Esto representó aproximadamente el 26 por ciento de su peso inicial. Los adolescentes también habían mejorado su salud y calidad de vida en general. El estudio LABS para adolescentes continuará durante varios años más para obtener información sobre los beneficios y riesgos a largo plazo de la cirugía para adelgazar en adolescentes.

Bibliografía

Última revisión Septiembre de 2020
Compartir esta página
Facebook Twitter Correo electrónico WhatsApp LinkedIn Reddit Pinterest

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer a:
Anita P. Courcoulas, M.D., University of Pittsburgh, and Thomas Inge, M.D. Ph.D., Children’s Hospital of Colorado