Gastritis y gastropatía

Volver a la página de resumen

Definición y hechos

En esta sección:

¿Qué son la gastritis y la gastropatía?

La gastritis y la gastropatía son afecciones que afectan el revestimiento del estómago, conocido también como mucosa. Cuando hay gastritis, el revestimiento del estómago está inflamado. Cuando hay gastropatía, el revestimiento del estómago está dañado, pero hay poca o nada de inflamación presente.

¿Existen diferentes tipos de gastritis y gastropatías?

Los expertos han identificado muchos tipos de gastritis y gastropatías, que tienen diferentes causas.

La gastritis y la gastropatía pueden ser crónicas, desarrollarse lentamente y durar mucho tiempo, o pueden ser agudas, desarrollarse repentinamente y durar poco tiempo. Algunas formas son erosivas, es decir, que desgastan el revestimiento del estómago y causan roturas superficiales (erosiones) y úlceras, y otras no.

Los tipos comunes de gastritis y gastropatías incluyen:

Gastritis por H. pylori

La gastritis por Helicobacter pylori (H. pylori) es uno de los tipos más comunes de gastritis. Este tipo de gastritis, causada por infección por la bacteria H. pylori, es crónica y una de las causas más importantes de la enfermedad ulcerosa péptica. Si el paciente no recibe tratamiento para la infección bacteriana, la gastritis por H. pylori puede durarle toda la vida e incrementar la probabilidad de desarrollar cáncer de estómago.

bacteria Helicobacter pylori (H. pylori).
La gastritis por H. pylori es uno de los tipos más comunes de gastritis.

Gastropatía reactiva

Se presenta gastropatía reactiva cuando el revestimiento del estómago entra en contacto con sustancias irritantes durante un largo período. Entre las sustancias irritantes más comunes se encuentran algunos tipos de medicamentos para aliviar el dolor, conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), el alcohol y la bilis. La gastropatía reactiva es crónica y puede ser erosiva. Los AINE son la causa no infecciosa más común de úlceras pépticas y pueden causar sangrado, obstrucción o perforación del estómago o del intestino delgado que son potencialmente mortales.

Gastritis autoinmunitaria

Se presenta gastritis autoinmunitaria cuando el sistema inmunitario ataca las células sanas en el revestimiento del estómago. La gastritis autoinmunitaria es crónica y normalmente no erosiva.

Gastropatía erosiva aguda

Se podría presentar una gastropatía erosiva aguda después del contacto con sustancias irritantes, como los AINE, el alcohol o la cocaína. Cuando problemas de salud importantes, como lesiones o quemaduras graves, enfermedades críticas o septicemia, reducen el flujo de sangre al revestimiento del estómago se presenta una forma de gastropatía erosiva aguda, conocida como gastritis por estrés. Esta reducción del flujo de sangre impide que los mecanismos de protección del estómago funcionen normalmente, permitiendo así que el jugo gástrico entre en contacto con el revestimiento del estómago y lo dañe.

En la gastropatía erosiva aguda, el revestimiento del estómago desarrolla rápidamente erosiones, úlceras y sangrado. El sangrado suele ser leve pero podría ser grave.

¿Cuán comunes son la gastritis y la gastropatía?

La gastritis por H. pylori es el tipo más común de gastritis, y casi todas las personas infectadas por esta bacteria desarrollan gastritis crónica. Aproximadamente la mitad de la población mundial está infectada por la bacteria H. pylori, y esta infección es más común en los países en desarrollo que en los países desarrollados.1 Alrededor del 35 por ciento de la población estadounidense tiene infección por H. pylori.2

La gastropatía reactiva, causada por el contacto con sustancias irritantes, también es relativamente común y afecta aproximadamente al 15 por ciento de las personas en los Estados Unidos.3

Otras formas de gastritis y gastropatía son menos comunes.

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar gastritis o gastropatía?

La infección por H. pylori y la gastritis son más comunes en personas mayores que en personas más jóvenes. Si bien la infección bacteriana comienza con mayor frecuencia durante la infancia, en los Estados Unidos, con el tiempo, la infección por H. pylori se ha vuelto menos común. En los Estados Unidos, la infección por H. pylori está presente en aproximadamente 10 a 15 por ciento de los niños menores de 12 años y en aproximadamente 50 a 60 por ciento de los adultos mayores de 60 años.1

En los Estados Unidos, la infección por H. pylori es más común entre los afroamericanos, hispanos/latinos, indígenas estadounidenses y las personas naturales de Alaska que entre los blancos no hispanos. En comparación con las personas nacidas en los Estados Unidos, los inmigrantes a los Estados Unidos de áreas donde la infección por H. pylori es más común, como Asia y Centro y Sur América, son más propensos a tener H. pylori.4

La gastropatía reactiva es más común en las personas que toman AINE y es más común en las personas mayores que en las personas más jóvenes. En los Estados Unidos, la gastropatía reactiva está presente en aproximadamente el 2 por ciento de los niños menores de 10 años y en más del 20 por ciento de los adultos mayores de 80 años.1

La gastritis autoinmunitaria es más común en personas que tienen otros trastornos autoinmunitarios, incluso diabetes tipo 1, enfermedad de Addison y enfermedades autoinmunitarias de la tiroides como la enfermedad de Hashimoto.

¿Cuáles son las complicaciones de la gastritis y la gastropatía?

Úlceras pépticas

Las úlceras pépticas son irritaciones en el revestimiento del estómago o del duodeno. La gastropatía erosiva aguda puede causar úlceras pépticas. La gastritis por H. pylori y la gastropatía reactiva, especialmente por los AINE, aumentan también la probabilidad de desarrollar úlceras pépticas.

Anemia

La gastritis por H. pylori y la gastritis autoinmunitaria pueden causar problemas para absorber el hierro de los alimentos y anemia por deficiencia de hierro.

La gastritis autoinmunitaria puede causar problemas para absorber la vitamina B12 de los alimentos. Si hay deficiencia de vitamina B12, el organismo no puede producir suficientes glóbulos rojos sanos y se presenta la anemia perniciosa (en inglés).

Gastritis atrófica

La gastritis crónica, con mayor frecuencia la gastritis por H. pylori y la gastritis autoinmunitaria, pueden causar gastritis atrófica. En la gastritis atrófica, la inflamación crónica causa pérdida de las glándulas en el revestimiento del estómago que producen jugo gástrico y enzimas. La gastritis atrófica se ha asociado también con el desarrollo de cáncer de estómago.

Cáncer de estómago

La gastritis crónica por H. pylori y la gastritis autoinmunitaria aumentan la probabilidad de desarrollar crecimientos en el revestimiento del estómago. Estos crecimientos podrían ser benignos o podrían ser cáncer de estómago. La gastritis por H. pylori aumenta la probabilidad de desarrollar un tipo de cáncer conocido como linfoma del tejido linfoide asociado con la mucosa gástrica (MALT, por sus siglas en inglés), un tipo de linfoma no Hodgkin en adultos. El diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de H. pylori pueden prevenir el desarrollo de algunos tipos de cáncer de estómago.

Bibliografía

Síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis y la gastropatía?

La mayoría de las personas con gastritis o gastropatía no tienen síntoma alguno.

En algunos casos, la gastritis y la gastropatía causan síntomas de indigestión (en inglés), conocido también como dispepsia. Los síntomas podrían incluir:

  • dolor o molestia en la parte superior del abdomen
  • náuseas o vómito
  • sensación de llenura demasiado pronto durante una comida
  • sensación de llenura después de una comida
  • inapetencia
  • adelgazamiento

Si la gastritis o la gastropatía causan erosiones o úlceras, el revestimiento del estómago podría sangrar. Si una persona tiene síntomas de sangrado en el estómago, debe buscar atención médica de inmediato. Los síntomas de sangrado en el estómago podrían incluir:

  • heces de color negro o con apariencia de alquitrán o sangre de color rojo o marrón mezclada con las heces
  • calambres, molestias o dolor en el abdomen
  • sensación de cansancio, falta de aliento o mareo
  • vomito con sangre roja o vómito que parece granos de café

Si una persona presenta un sangrado leve en el estómago, podría tener una pequeña cantidad de sangre en las heces sin notarlo, lo que se conoce como sangrado oculto.

¿Qué causan la gastritis y la gastropatía?

Los distintos tipos de gastritis y gastropatía tienen diferentes causas.

Causas comunes de la gastritis y la gastropatía

Gastritis por Helicobacter pylori (H. pylori). La infección por la bacteria H. pylori causa gastritis por H. pylori. Los investigadores aún están estudiando cómo se infectan las personas. La bacteria H. pylori puede propagarse de persona a persona a través del contacto con el vómito, las heces o la saliva de una persona infectada. Los alimentos o el agua contaminada por el vómito, las heces o la saliva de una persona infectada también pueden propagar la bacteria de persona a persona.

Gastropatía reactiva. La causa de la gastropatía reactiva es el contacto a largo plazo con sustancias que irritan el revestimiento del estómago, con mayor frecuencia los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), el alcohol y el reflujo biliar, que es el flujo de bilis que se devuelve del intestino delgado al estómago. La cirugía que extirpa parte del estómago, como algunos tipos de cirugía bariátrica (en inglés), es la causa más común de reflujo biliar.

Vaso transparente con medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) cayendo sobre la mesa
El uso a largo plazo de los AINE podría causar gastropatía reactiva.

Gastritis autoinmunitaria. Se presenta gastritis autoinmunitaria cuando el sistema inmunitario ataca las células sanas en el revestimiento del estómago.

Gastropatía erosiva aguda. Los problemas de salud importantes, como lesiones o quemaduras graves, enfermedades críticas o septicemia, reducen el flujo de sangre al revestimiento del estómago y causan una forma de gastropatía erosiva aguda, conocida como gastritis por estrés.

El contacto con sustancias que irritan el revestimiento del estómago, incluidos los AINE, el alcohol y la cocaína, puede también causar gastropatía erosiva aguda.

Otras causas de la gastritis y la gastropatía

Entre las causas menos comunes de la gastritis y la gastropatía se incluyen:

Diagnóstico

¿Cómo diagnostican los médicos la gastritis y la gastropatía?

El médico le preguntará al paciente sobre su historia clínica, los síntomas y cualquier medicamento que toma. El médico también le hará un examen físico y podría ordenar una endoscopia gastrointestinal con biopsias u otras pruebas.

Endoscopia gastrointestinal

La endoscopia gastrointestinal es un procedimiento que hace el médico con un endoscopio (un tubo flexible con una cámara) para ver el revestimiento de la parte superior del aparato digestivo, incluso el esófago, el estómago y el duodeno. Durante una endoscopia gastrointestinal, el médico obtiene biopsias pasando un instrumento a través del endoscopio para obtener pequeñas muestras de tejido del revestimiento del estómago. El patólogo examinará el tejido con un microscopio. Los médicos podrían usar la endoscopia gastrointestinal para diagnosticar gastritis o gastropatía, determinar la causa y controlar las complicaciones.

Profesionales de la atención médica hacienda una endoscopia gastrointestinal
El médico podría ordenar una endoscopia gastrointestinal con biopsias para diagnosticar la gastritis y la gastropatía.

Análisis de sangre

Los médicos pueden usar los análisis de sangre para verificar si hay otras causas de la gastritis o señales de complicaciones. Para el análisis de sangre, un profesional de atención médica tomará una muestra de sangre del paciente y la enviará a un laboratorio.

Análisis de heces

Los médicos pueden usar los análisis de heces para verificar si hay infección por H. pylori o sangre en las heces, una señal de sangrado en el estómago.

Análisis de aliento con urea

Los médicos podrían usar un análisis de aliento con urea para verificar si hay infección por H. pylori. Para el análisis, el paciente tragará una cápsula, líquido o pudín que contiene urea “etiquetado” con un átomo de carbono especial. Si el paciente tiene H. pylori, la bacteria convertirá la urea en dióxido de carbono. Después de unos minutos, el paciente respirará en un recipiente, exhalando dióxido de carbono. Un profesional de atención médica analizará el aliento exhalado. Si el análisis detecta los átomos de carbono etiquetados, el profesional de atención médica confirmará la infección por H. pylori en el aparato digestivo.

Tránsito de la parte superior del aparato digestivo

Los médicos pueden usar un tránsito de la parte superior del aparato digestivo para buscar señales de gastritis o gastropatía. Un tránsito de la parte superior del aparato digestivo es un procedimiento en el que el médico usa radiografías y un líquido calcáreo (bario) para examinar la parte superior del aparato digestivo.

Tratamiento

¿Cómo tratan los médicos la gastritis y la gastropatía?

El médico le recomendará al paciente tratamientos con base en el tipo de gastritis o gastropatía que tenga y su causa. El tratamiento de la gastritis y la gastropatía puede mejorar los síntomas, si los hay, y disminuir la probabilidad de complicaciones.

Profesional de atención médica hablando con una paciente
El médico le recomendará al paciente tratamientos con base en el tipo de gastritis o gastropatía que tenga y su causa.

Gastritis por H. pylori

Los médicos tratan la gastritis por Helicobacter pylori (H. pylori) con una combinación de medicamentos para matar la bacteria H. pylori. Estos medicamentos incluyen con mayor frecuencia:

El médico podría evitar recetarle al paciente antibióticos que haya tomado en el pasado porque la bacteria H. pylori podría haber desarrollado resistencia antibiótica a esos antibióticos.

Si al paciente le recetan medicamentos, debe tomar todas las dosis exactamente como se lo recetó el médico. Si deja de tomar el medicamento antes de lo indicado, algunas bacterias podrían sobrevivir y reinfectarlo. En otras palabras, la bacteria H. pylori podría desarrollar resistencia a los antibióticos.

Para saber si los medicamentos han funcionado, el profesional de atención médica podría recomendar hacer pruebas para detectar H. pylori al menos 4 semanas después de que el paciente haya terminado de tomar los medicamentos.4 Si todavía está presente la infección por H. pylori, el médico podría recetarle una combinación diferente de antibióticos y otros medicamentos para tratar la infección. Es importante asegurarse de que se ha eliminado toda la bacteria H. pylori para prevenir mayores complicaciones de la infección.

Gastropatía reactiva

Si el uso a largo plazo de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) causa una gastropatía reactiva, el médico podría recomendarle al paciente que deje de tomar AINE, que tome una dosis más baja o un medicamento diferente para el dolor. Los médicos también pueden recomendar tomar un inhibidor de bomba de protones junto con los AINE para prevenir o tratar la gastropatía reactiva y sus posibles complicaciones.

Si el reflujo biliar está causando gastropatía reactiva, los médicos pueden recetar ursodiol, un medicamento que contiene ácidos biliares y puede ayudar a sanar el revestimiento del estómago, o cirugía para detener el flujo de bilis hacia el estómago.

Gastritis autoinmunitaria

Si el paciente tiene gastritis autoinmunitaria, el médico puede recomendarle suplementos de hierro, ácido fólico y vitamina B12 para prevenir la anemia perniciosa (en inglés). Si la gastritis autoinmunitaria causa anemia perniciosa, los médicos podrían recomendar inyecciones de vitamina B12 para tratar esta afección.

Por razones de seguridad, el paciente debe consultar con el médico antes de usar suplementos nutricionales, como vitaminas, o cualquier medicamento o prácticas de la medicina complementaria o alternativa.

Gastropatía erosiva aguda

Para los pacientes con lesiones graves o enfermedades críticas, los médicos podrían recetar medicamentos que reducen el ácido gástrico, como inhibidores de bomba de protones (IBP), bloqueadores H2 o sucralfato (Carafate) para prevenir o tratar la gastritis por estrés.

Si la causa de la gastropatía erosiva aguda es una sustancia irritante, el tratamiento incluye eliminar el contacto con esa sustancia. Los médicos también pueden recetar inhibidores de bomba de protones (IBP) o bloqueadores H2 para reducir el ácido gástrico.

Si la gastropatía erosiva aguda causa sangrado grave en el estómago, los médicos podrían tratar el sangrado (en inglés) durante la endoscopia gastrointestinal o, en casos muy graves, con cirugía.

Otras causas de la gastritis y la gastropatía

Para tratar la gastritis o la gastropatía debido a otras causas, los médicos podrían recetar medicamentos para tratar la causa subyacente o mejorar los síntomas. Los médicos podrían recomendar cambios en la dieta si la gastritis está relacionada con la enfermedad celíaca o alergia a algunos alimentos.

Alimentación, dieta y nutrición

¿Desempeña la dieta un papel en las causas de la gastritis y la gastropatía?

Según los investigadores, la alimentación, la dieta y la nutrición no desempeñan un papel importante en la mayoría de los casos de gastritis o gastropatía.

Sin embargo, en un pequeño número de casos, los alimentos, las bebidas o los suplementos pueden desempeñar un papel. Por ejemplo, beber una gran cantidad de alcohol puede causar gastropatía erosiva aguda y las alergias a algunos alimentos pueden causar gastritis. En raras ocasiones, los suplementos de hierro podrían causar gastritis.

¿Afectan la gastritis y la gastropatía la nutrición?

La gastritis por Helicobacter pylori (H. pylori) y la gastritis autoinmunitaria pueden causar problemas para absorber el hierro de los alimentos y anemia por deficiencia de hierro. Tratar la infección por H. pylori y tomar suplementos de hierro puede mejorar la anemia.

La gastritis autoinmunitaria puede causar problemas para absorber el hierro y la vitamina B12 de los alimentos, lo que podría terminar en anemia por deficiencia de hierro y anemia perniciosa. Los médicos podrían recomendar suplementos de hierro, ácido fólico y vitamina B12 para prevenir la anemia perniciosa (en inglés). Si la gastritis autoinmunitaria causa anemia perniciosa, los médicos podrían recomendar inyecciones de vitamina B12 para tratar esta afección.

Por razones de seguridad, el paciente debe consultar con el médico antes de usar suplementos nutricionales, como vitaminas, o cualquier medicamento o prácticas de la medicina complementaria o alternativa.

Hombre sacando suplementos de un frasco a la mano
Si la gastritis por H. pylori causa anemia, tratar la infección y tomar suplementos de hierro puede mejorar la anemia.

Ensayos clínicos

Ensayos clínicos para la gastritis y la gastropatía

El NIDDK realiza y respalda ensayos clínicos de muchas enfermedades y afecciones, incluidas las enfermedades digestivas. Los ensayos buscan encontrar nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades y mejorar la calidad de vida.

¿En qué consisten los ensayos clínicos para la gastritis y la gastropatía?

Los ensayos clínicos, y otros tipos de estudios clínicos (en inglés), forman parte de la investigación médica e involucran a personas como usted. Cuando una persona se ofrece como voluntaria para participar en un estudio clínico, está ayudando a los médicos e investigadores a conocer más sobre las enfermedades y a mejorar la atención médica para las personas en el futuro.

Los investigadores están estudiando muchos aspectos de la gastritis y la gastropatía como:

  • diferencias entre las cepas de la bacteria H. pylori y cuáles cepas tienen más probabilidad de causar problemas estomacales y cáncer de estómago
  • estrategias para prevenir el cáncer de estómago en personas que tienen gastritis atrófica
  • si evitar ciertos alimentos podría mejorar un tipo de gastritis conocida como gastritis eosinofílica

Investigue si los estudios clínicos son adecuados para usted.

¿Qué estudios clínicos para la gastritis y la gastropatía están buscando participantes?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede encontrar estudios clínicos sobre la gastritis. Además de buscar estudios patrocinados por el gobierno federal, puede ampliar o reducir la lista para incluir estudios clínicos de la industria, universidades e individuos; sin embargo, los Institutos Nacionales de la Salud no revisan estos estudios ni pueden garantizar su inocuidad. Antes de participar en un estudio clínico, debe consultar siempre con su proveedor de atención médica.

Última revisión Agosto de 2019
Compartir esta página
Facebook Twitter Correo electrónico WhatsApp LinkedIn Reddit Pinterest

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer a:
Brooks D. Cash, M.D., and Victor O. Garcia-Rodriguez, M.D., University of Texas McGovern Medical School