Gas en el tubo digestivo

Volver a la página de resumen

Definición y hechos

¿Qué son los gases?

Los gases son sustancias que no tienen forma ni tamaño fijo. Cuando están dentro de un recipiente cerrado, los gases se expanden para llenar el recipiente. Un ejemplo de gases es el aire que respiramos.

Los gases dentro del tubo digestivo están compuestos de aire y otros gases. Por lo general, los gases se expulsan del tubo digestivo por la boca al eructar o por el ano. Es normal tener gases y algunos síntomas de gases. A muchas personas les molestan los síntomas de los gases de vez en cuando.

Sin embargo, algunas personas tienen síntomas repetidos de gases que les molestan con frecuencia o afectan sus actividades diarias. Las personas podrían tener dificultades con los síntomas de gases porque:

  • tienen exceso de gases en el tubo digestivo
  • sienten síntomas de gases más fuertes, incluso cuando tienen una cantidad normal de gases en el tubo digestivo

¿Cuán común son los gases?

Todos tenemos gases en el tubo digestivo y muchas personas tienen dificultades con los síntomas de los gases. Por ejemplo, las investigaciones sugieren que entre el 16% y el 31% de las personas experimentan distensión abdominal, una sensación de hinchazón o llenura en el abdomen.1 En una amplia encuesta en los Estados Unidos, alrededor del 20% de los participantes indicaron que experimentaron distensión abdominal en la última semana.2

¿Quién es más probable que tenga dificultades con los síntomas de gases?

Algunas personas son más propensas a presentar dificultades con los síntomas de gases si tienen ciertas afecciones médicas. Las personas que tragan más aire o comen mayores cantidades de ciertos alimentos podrían también presentar más síntomas de gases.

Bibliografía

Síntomas y causas

En esta sección:

¿Cuáles son los síntomas de los gases?

Los síntomas de los gases varían de persona a persona. Los síntomas comunes de los gases en el tubo digestivo incluyen eructos, hinchazón y distensión abdominal, y expulsión de gases. Es normal tener algunos síntomas de gases, especialmente durante o después de las comidas.

Los síntomas de gases podrían ser un problema si se presentan con frecuencia, molestan o afectan las actividades diarias.

Eructos

Los eructos son la liberación de gases del estómago a través de la boca. Las personas suelen eructar hasta 30 veces al día.3

Algunas personas podrían sentir que eructan con más frecuencia de lo normal. En algunos casos, las personas eructan mucho porque tragan demasiado aire y liberan el aire antes de que entre al estómago.

Hinchazón y distensión abdominal

La hinchazón es una sensación de llenura o hinchazón en el abdomen o el vientre. Si el abdomen se agranda más de lo normal, los médicos se refieren a esto como distensión. Solo alrededor de la mitad de las personas con hinchazón tienen también distensión.4,5 Algunas personas podrían también sentir malestar o dolor abdominal cuando tienen hinchazón o distensión.

Expulsión de gases

Los estudios sugieren que las personas en promedio expulsan gases por el ano de 8 a 14 veces al día.6 Sin embargo, algunas personas pueden hacerlo con más frecuencia. Los expertos consideran normal expulsar gases hasta 25 veces al día.6,7

El exceso de gases en el tubo digestivo que causa la expulsión de gases se conoce como flatulencia. Los gases que se expulsan se conocen como flato. Las personas que tienen problemas de flatulencia podrían sentir que expulsan demasiados gases o que los flatos tienen un olor desagradable. El olor podría deberse al azufre en los flatos.

¿Cuándo debe una persona consultar con un médico acerca de sus síntomas de gases?

Una persona debe consultar con el médico si:

  • le molestan los síntomas de gases
  • los síntomas cambian repentinamente
  • otros síntomas, como dolor abdominal, estreñimiento, diarrea o adelgazamiento, acompañan los síntomas de gases
Un hombre presionando una mano contra su abdomen.Se debe consultar con el médico si le molestan los síntomas de gases.

¿Qué causa los gases?

Normalmente, los gases entran al tubo digestivo cuando se traga aire y cuando las bacterias en el intestino grueso descomponen ciertos carbohidratos que no se han digerido. Es posible que una persona tenga más síntomas de gases si traga más aire o consume mayores cantidades de ciertos alimentos y bebidas.

Tragar aire

Todos tragamos una pequeña cantidad de aire al comer y beber. El aire tragado que no sale del estómago al eructar podría pasar a los intestinos y salir por el ano.

Tragar más aire podría causar más gases y síntomas de gases. Se traga más aire al:

  • mascar chicle o chupar caramelos duros
  • beber bebidas carbonatadas o gaseosas
  • comer o beber demasiado rápido
  • fumar
  • usar dentaduras flojas

Bacterias en el intestino grueso

El intestino grueso contiene una gran cantidad de bacterias y algunos hongos y virus que forman el microbioma intestinal: los microbios en el tubo digestivo que ayudan con la digestión. Las bacterias en el intestino grueso ayudan a descomponer los carbohidratos y forman gases en el proceso.

Ciertos alimentos y bebidas contienen tipos de carbohidratos (azúcares, almidones y fibra) que el estómago y el intestino delgado no digieren completamente. Los carbohidratos que no se digieren pasarán al intestino grueso, donde las bacterias los descomponen y forman gases. Es posible que se tengan más síntomas de gases si se consumen más carbohidratos que el estómago y el intestino delgado no digieren por completo.

¿Qué afecciones médicas pueden causar dificultades con los síntomas de gases?

Algunas afecciones médicas pueden causar que se tengan más gases de lo normal o más síntomas de gases.

SII y otros trastornos gastrointestinales funcionales

Los trastornos gastrointestinales (GI) funcionales como el síndrome del intestino irritable (SII), hinchazón y distensión abdominal funcional, estreñimiento funcional y la dispepsia (en inglés) pueden causar dificultades con los síntomas de gases.

Los trastornos gastrointestinales funcionales están relacionados con problemas en el funcionamiento conjunto del cerebro y el intestino. Estos problemas pueden causar que la persona sienta más hinchazón o dolor abdominal o afectar la forma como los gases se mueven a través de los intestinos.

Dificultad para digerir los carbohidratos

Las personas que tienen dificultad para digerir ciertos carbohidratos podrían experimentar síntomas digestivos, como hinchazón, dolor abdominal y diarrea, después de consumir ciertos alimentos o bebidas. Los problemas para digerir los carbohidratos incluyen:

  • intolerancia a la lactosa: las personas tienen síntomas digestivos después de consumir alimentos o bebidas que contienen lactosa
  • intolerancia a la fructosa en la dieta: las personas tienen síntomas digestivos después de consumir alimentos o bebidas que contienen fructosa

Proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado

La proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado es un aumento en la cantidad de bacterias o un cambio en el tipo de bacterias en el intestino delgado. Estas bacterias pueden producir exceso de gases y podrían también causar diarrea y adelgazamiento. La proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado suele ser una complicación de otras afecciones médicas.

Otras enfermedades y afecciones digestivas

Una variedad de enfermedades y afecciones digestivas podrían causar más gases o síntomas de gases, entre ellas:

Bibliografía

Diagnóstico

¿Cómo diagnostican los médicos la causa de las dificultades con los síntomas de gases?

Los médicos podrían diagnosticar las causas del exceso de gases o el aumento de los síntomas de gases con una historia clínica y un examen físico. En algunos casos, los médicos podrían ordenar pruebas médicas.

Historia clínica

Un bolígrafo y un diario abierto junto a un bol con fresas y cereal.El médico podría pedirle al paciente que lleve un diario de los alimentos y bebidas que consume y de cuándo se presentan los síntomas de gases.

Para tomar una historia clínica, el médico le preguntará al paciente:

  • los síntomas
  • los hábitos de alimentación
  • los medicamentos recetados y de venta libre que toma
  • las afecciones médicas actuales y del pasado

El médico podría pedirle al paciente que lleve un diario de los alimentos y bebidas que consume y de cuándo se presentan los síntomas de gases. El diario podría mostrar alimentos y bebidas específicos que le están causando gases. Revisar el diario podría también ayudar al médico a determinar si el paciente tiene exceso de gases o si es más sensible a las cantidades normales de gases.

Examen físico

Durante un examen físico, el médico por lo general:

  • comprueba si hay hinchazón o agrandamiento del abdomen, también conocido como distensión
  • escucha los sonidos dentro del abdomen por medio de un estetoscopio
  • palpa delicadamente el abdomen para comprobar si está sensible o duele, o para detectar timpanismo, un sonido similar al de un tambor, que es una señal de gases en el tubo digestivo

Un examen físico podría también incluir un tacto rectal.

¿Qué pruebas utilizan los médicos para diagnosticar la causa de las dificultades con los síntomas de gases?

Los médicos podrían ordenar pruebas médicas como análisis de sangre, análisis de materia fecal (heces) o radiografías en busca de señales de problemas de salud. Si el médico sospecha que una afección médica determinada podría estar causando los síntomas de gases, es posible que recomiende pruebas adicionales.

Tratamiento

¿Cómo se puede reducir o prevenir el exceso de gases o los síntomas de gases?

Para reducir o prevenir el exceso de gases o los síntomas de los gases, el médico podría recomendar que el paciente trate de tragar menos aire, cambie sus hábitos de alimentación o su dieta, o tome medicamentos o suplementos.

Tragando menos aire

Tragar menos aire podría ayudar a aliviar los síntomas de gases, especialmente si la persona eructa mucho. El médico podría recomendarle al paciente que:

  • evite mascar chicle y chupar caramelos duros
  • evite las bebidas gaseosas y beber con pajita
  • evite hablar mientras come o bebe
  • coma más despacio y, cuando pueda, se siente a comer en lugar de comer de prisa
  • si fuma, consulte con el médico acerca de las estrategias que pueden ayudarle a dejar de fumar
  • si usa dentaduras postizas, consulte con el dentista para asegurarse de que estén bien puestas
Un chicle. Cuatro caramelos duros. Un vaso de gaseosa con pajita.Se puede tragar menos aire si se evita mascar chicle, chupar caramelos duros o beber bebidas gaseosas.

Cambiando la dieta

Para reducir los gases, el médico podría sugerirle al paciente hacer cambios en sus hábitos de alimentación o en su dieta. Por ejemplo, podría recomendarle comer porciones más pequeñas y con más frecuencia o consumir menos alimentos y bebidas que aumentan sus síntomas de gases. Por ejemplo, algunas personas tienen más síntomas de gases después de consumir:

  • verduras crucíferas—un grupo que incluye brócoli, coliflor, berza, col rizada y otras—y legumbres—un grupo que incluye frijoles, guisantes y lentejas (en inglés)
  • alimentos o bebidas que contienen mucha fibra, fructosa o lactosa
  • caramelos, chicles u otros productos sin azúcar que contienen edulcorantes con nombres que terminen en “-ol”

El médico podría también recomendarle cambiar lo que come y bebe para tratar ciertas afecciones médicas que podrían causar síntomas de gases, como enfermedad celíaca, síndrome del intestino irritable (SII) o intolerancia a la lactosa.

Tomando medicamentos o suplementos

En algunos casos, los médicos podrían recomendar medicamentos o suplementos para ayudar a reducir los gases o sus síntomas. Los medicamentos o suplementos que el médico recomiende dependerán de los síntomas de gases que tenga el paciente y de si esos síntomas los está causando una afección médica.

Los médicos podrían recomendar:

  • medicamentos de venta libre
  • medicamentos recetados para tratar ciertas afecciones médicas que el paciente pudiera tener que causan síntomas de gases, como SII o proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado
  • suplementos u otros productos para reducir los síntomas de gases, como productos de lactasa para la intolerancia a la lactosa

Por razones de seguridad, se debe consultar con el médico antes de usar suplementos, probióticos o cualquier medicamento o enfoque médico complementario o alternativo.

Alimentación, dieta y nutrición

¿Puede el cambiar los hábitos de alimentación o la dieta reducir los gases o los síntomas de gases?

Si una persona tiene dificultades con los síntomas de gases, el médico podría recomendarle que cambie sus hábitos de alimentación o su dieta. Las personas con ciertas afecciones médicas podrían requerir una dieta especial. El médico podría referir al paciente a un dietista registrado que le ayude a crear un plan de alimentación saludable. Se debe verificar el costo de los servicios de un dietista y si el seguro de salud podría cubrir algunos o todos estos servicios.

Cambios en los hábitos de alimentación

Para reducir los gases, el médico podría sugerirle al paciente hacer cambios en sus hábitos de alimentación o en su dieta. Por ejemplo, los médicos podrían recomendarle al paciente que:

  • evite o limite la frecuencia con la que masca chicle, chupa caramelos duros, bebe bebidas gaseosas y bebe con pajita
  • evite hablar mientras come o bebe
  • coma más despacio y, cuando pueda, se siente a comer en lugar de comer de prisa
  • coma porciones más pequeñas y con más frecuencia en lugar de tres comidas grandes

Cambios en la dieta

Algunas personas tienen más síntomas de gases cuando consumen ciertos carbohidratos que el estómago y el intestino delgado no digieren por completo. Cuando estos carbohidratos llegan al intestino grueso, las bacterias los descomponen y en el proceso producen gases.

Los ejemplos de alimentos y bebidas que contienen carbohidratos que podrían causar un exceso de gases incluyen:

  • ciertas frutas, incluidas manzanas, melocotones y peras, y jugos de frutas
  • verduras, especialmente las crucíferas, un grupo que incluye brócoli, coliflor, berza, col rizada y otras, y las legumbres, un grupo que incluye frijoles, guisantes y lentejas (en inglés)
  • productos lácteos como leche, helado y yogur
  • cereales integrales, como el trigo integral
  • bebidas que contienen jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, como jugos de frutas, refrescos, bebidas deportivas y bebidas energéticas
  • caramelos, chicles u otros productos que contengan edulcorantes que terminen en “–ol”, como sorbitol, manitol, xilitol, eritritol y maltitol

Algunas personas tienen más síntomas de gases cuando consumen demasiada fibra. Otras podrían tener más síntomas de gases cuando comen alimentos ricos en grasas, lo que puede aumentar la hinchazón.

El paciente debe consultar con el médico acerca de su dieta. El médico podría pedirle que lleve un diario de los alimentos y bebidas que consume y de los síntomas de gases. El diario puede ayudar al médico o dietista a determinar si ciertos alimentos y bebidas podrían estar causando los síntomas de gases.

Dieta especial para ayudar a tratar las afecciones médicas

Si al paciente le diagnostican un problema de salud que podría estar causando sus síntomas de gases, el médico o dietista podría recomendarle una dieta especial. Por ejemplo, los profesionales del cuidado de la salud podrían recomendar:

  • seguir una dieta sin gluten para tratar la enfermedad celíaca.
  • reducir la cantidad de lactosa en la dieta para controlar los síntomas de intolerancia a la lactosa.
  • reducir la cantidad de fructosa, especialmente el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, en la dieta para controlar los síntomas de la intolerancia a la fructosa en la dieta.
  • ensayar una dieta baja en FODMAP durante algunas semanas para ver si ayuda con los síntomas del síndrome del intestino irritable. Los FODMAP son carbohidratos difíciles de digerir.

Se debe consultar con el médico o dietista sobre un plan de alimentación saludable que podría ayudar con los síntomas de gases.

Un médico escribe una nota en un escritorio frente a un paciente, que tiene las manos cruzadas sobre el escritorio.Se debe consultar con el médico o dietista sobre un plan de alimentación saludable que podría ayudar con los síntomas de gases.

Ensayos clínicos

El NIDDK realiza y respalda ensayos clínicos de muchas enfermedades y afecciones, incluidas las enfermedades digestivas. Los ensayos clínicos buscan nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades y de mejorar la calidad de vida.

¿Que son los ensayos clínicos para los gases en el tubo digestivo?

Los ensayos clínicos y otros tipos de estudios clínicos (en inglés) forman parte de la investigación médica e involucran a personas como usted. Cuando una persona se ofrece como voluntaria para participar en un estudio clínico, está ayudando a los médicos e investigadores a conocer más sobre las enfermedades y a mejorar la atención médica para las personas en el futuro.

Los investigadores están estudiando muchos aspectos de los gases en el tubo digestivo, incluidos:

  • tratamientos nuevos o mejores para los síntomas de gases
  • cómo mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones médicas que podrían aumentar los síntomas de gases, como el síndrome del intestino irritable y la proliferación excesiva de bacterias en el intestino delgado

Investigue si los estudios clínicos son adecuados para usted.

Mire un video del Dr. Griffin P. Rodgers, director del NIDDK, que explica la importancia de participar en los ensayos clínicos.

¿Qué ensayos clínicos para los gases en el tubo digestivo están buscando participantes?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede encontrar estudios clínicos sobre gases en el tubo digestivo. Además de buscar estudios financiados por el gobierno federal, puede ampliar o reducir su búsqueda para incluir estudios clínicos de la industria, universidades e individuos; sin embargo, los Institutos Nacionales de la Salud no revisan estos estudios ni pueden garantizar su inocuidad. Antes de participar en un estudio clínico, debe consultar siempre con su proveedor de cuidados de la salud.

Última revisión Junio de 2021
Compartir esta página
Facebook Twitter Correo electrónico WhatsApp LinkedIn Reddit Pinterest

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.