Cirrosis

Ver o imprimir todas las secciones

Definición y hechos

La cirrosis es una afección en la que el hígado está cicatrizado y permanentemente dañado. El tejido cicatricial reemplaza al tejido hepático sano e impide que el hígado funcione normalmente. A medida que la cirrosis empeora, el hígado comienza a fallar.

Síntomas y causas

La cirrosis tiene muchos signos y síntomas, como fatiga y picazón intensa en la piel. Es posible que los síntomas no aparezcan hasta que el hígado esté gravemente dañado. Dentro de las causas se encuentran la enfermedad del hígado asociada al alcohol, la enfermedad del hígado graso no alcohólica, la hepatitis C crónica y la hepatitis B crónica.

Diagnóstico

Los médicos diagnostican la cirrosis con base en el historial médico, el examen físico y los resultados de las pruebas. Dentro de las pruebas se encuentran los análisis de sangre, que pueden mostrar signos de daño hepático o infecciones; las pruebas de diagnóstico por imágenes; y la biopsia de hígado.

Tratamiento

Los médicos no ofrecen tratamientos específicos que puedan curar la cirrosis. Sin embargo, pueden tratar muchas de las enfermedades que causan la cirrosis. El tratamiento de las causas subyacentes de la cirrosis puede evitar que la cirrosis empeore y puede ayudar a prevenir la insuficiencia hepática.

Alimentación, dieta y nutrición

Si tiene cirrosis, hable con su médico o con un especialista en nutrición sobre la planificación de comidas saludables. Evite los alimentos y bebidas que puedan dañar el hígado, como los mariscos crudos y el alcohol.

Ensayos clínicos

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) realiza y respalda ensayos clínicos de muchas enfermedades y afecciones, incluidas las enfermedades del hígado. Los ensayos clínicos buscan nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades y de mejorar la calidad de vida.

Pruebas diagnósticas relacionadas

Estudios de investigación relacionados

Obtenga más información acerca de los estudios de investigación sobre enfermedades del hígado en el NIDDK (en inglés).

El aparato digestivo y su funcionamiento

El aparato digestivo está formado por el tracto gastrointestinal, también llamado tracto digestivo, y el hígado, el páncreas y la vesícula biliar. El tracto gastrointestinal es una serie de órganos huecos unidos a un tubo largo y serpenteante que va desde la boca hasta el ano.

Última revisión mayo de 2009

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). El NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por el NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK desea agradecer a: Jasmohan S. Bajaj, M.D., Virginia Commonwealth University School of Medicine